Chinches de Cama

Chinches de Cama

Las chinches de cama, una de las plagas que más han crecido en los últimos años, son capaces de estar sin comer el 80% de su vida. Se ha comprobado que son capaces de estar sin alimentarse más de un año, sin duda esto puede explicar en parte la dificultad de su eliminación.

Las chinches son nuestras desagradables compañeras durante el verano. Se sienten atraídas por el calor y el CO2 que desprendemos al dormir, por eso su lugar favorito para refugiarse y estar cerca de su fuente de alimento son los colchones y, en general, todas las zonas próximas a la cama. Este tipo de plagas se dan como consecuencia directa de crecimiento de los núcleos de población, la globalización, el cambio climático y el incremento del tránsito de personas y mercancías entre los distintos países.

Aunque la picadura de las chinches de cama causa una irritación menor y produce rasquiña, generalmente no causa graves problemas de salud. Las chinches de la cama portan enfermedad que no son transmisibles a los humanos. Mientras que algunas fuentes informativas proclaman que las chinches de la cama son culpables de la expansión de la lepra, fiebre Q, leishmaniosis cutánea y brucelosis, nada de esto está comprobado y carece de suficiente documentación. El riesgo más grande que las chinches de la cama presentan es su picadura irritante. La picadura de este insecto no llega a ser visible hasta un día o más después de que el insecto se haya alimentado.

¿Cómo detectarlas?

Detectarlas puede ser difícil porque ellas son nocturnas y de tamaño pequeño. Sin embargo, evidencias de infestación de chinches de la cama pueden ser encontradas en la ropa de cama y los colchones. La gente algunas veces oprime a las chinches de la cama mientras duerme, dando como resultado manchas de sangre sobre las sabanas.

Las chinches de la cama también dejan manchas de excrementos secos de color café oscuro o negro sobre las superficies infestadas. Adicionalmente, expiden un olor dulce pero fétido. Las chinches de la cama no tienen alas y sus cuerpos son aplanados, de color café-rojizo o café. Pueden ser encontrados en sabanas de la cama, muelles de los colchones, paredes, ropa y equipajes. Prefieren ubicaciones oscuras y grietas angostas donde puedan permanecer escondidos y protegidos. Los colchones y otros muebles pueden también convertirse en anfitriones de estos insectos parásitos. Las chinches de la cama son fácilmente transportadas a viviendas antes no infestadas. Algunos estudios documentan brotes de esta infestación asociados con el turismo.

 


Control de Plagas Málagaen
Google+

Pídenos presupuesto sin compromiso

LLámanos al 951 770 737 o pulsa el botón para contactar vía web

Contacto

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies