951 770 737

Termitas en Málaga

Termitas en Málaga

La madera es uno de los materiales de construcción más utilizados por el hombre a lo largo de la historia debido a su gran valor decorativo y presentar excelentes propiedades físico-mecánicas, como son por ejemplo, su reducido peso y su gran resistencia.

No obstante, a pesar de éstas excelentes características, presenta como cualquier otro material, ciertas limitaciones, derivadas en gran medida de su naturaleza orgánica.

En efecto, aunque presenta un buen comportamiento frente atmósferas agresivas que corroen rápidamente los metales, la madera, al tratarse de un material orgánico, es biodegradable, es decir, puede ser atacada y destruida en determinadas condiciones, por organismos xilófagos, principalmente hongos e insectos, como las termitas o la carcoma.

Termitas:

Son un grupo de insectos sociales, de vida subterránea construyen nidos (termiteros). Las termitas se alimentan de la celulosa contenida en la madera y sus derivados, la que degradan gracias a la acción de los protozoos de su sistema digestivo, con los que viven en simbiosis.

Las termitas atraviesan cualquier cosa para llegar a la madera, incluso el hormigón si es preciso. Para realizar esta acción, muchas veces aprovechan las juntas del hormigón para atravesar muros, desgranan el material realizando una galería que atraviesa la pared sin problemas.

Existen distintos métodos de control para adaptarse a cada tipo de circunstancia.

*Sistema Cebos Antitermitas
*Barrera Anti termitas
* Sitema de Protección de la madera.

Carcoma

Conocemos comúnmente como carcoma a varias especies de coleópteros (escarabajos) que dañan la madera.

Las hembras depositan los huevos en la madera, estos huevos se transforman en larvas que son las que van perforando las galerías por el interior de la madera. Después de un tiempo que puede ir desde 1 a 15 años, dependiendo de la especie de la carcoma y de las condiciones ambientales, las larvas se convierten en los escarabajos adultos que abren los orificios característicos de los ataques de carcoma con el fin de salir al exterior y aparearse.

¿Cómo acabamos en BIOIMSA con las termitas?

Usamos TERMIGRAD, un cebo termiticida. ¿En que consiste?

Los cebos termiticidas son altamente efectivos en el control de las termitas. A diferencia del tratamiento químico tradicional de barrera química, requiere de un proceso y tiempo para que el principio activo sea distribuido por toda la colonia.

Durante este periodo es necesaria la vigilancia por parte del profesional para seguir el proceso y certificar sus resultados. Los resultados son excepcionales, el tratamiento proporciona una cobertura permanente y definitiva al lograr la eliminación total de las colonias de termitas en la zona del tratamiento.

El cebo que usamos es un sistema termiticida de acción lenta que logra el control de Ia colonia mediante Ia utilización de un cebo alimenticio impregnado con un ingrediente activo DIFLUBENZURÓN que, una vez ingerido por la termita, y aprovechando su propia biología, transfiere sus efectos nocivos a la colonia hasta lograr su total erradicación.

A diferencia de los tratamientos en base a químicos, por su efecto selectivo, no afecta al medio ambiente, y es inocuo en personas o animales. No produce olores ni alteración de las aguas subterráneas.

El proceso metodológico

El sistema basa sus resultados en el conocimiento del comportamiento de la termita, del medio donde actúa, del uso de un cebo de excelente palatabilidad y de un principio activo eficaz para el control de termitas. El sistema propone un proceso de actuación que establece 3 fases de actuación.

1. El ESTUDIO, es fundamental para lograr el éxito. Es la fase ma’s importante del proceso, además de identificar los daños, analiza que’ factores son los que han propiciado el ataque de la termita. Una vez realizado el estudio estableceremos los pará- metros de actuación.

2. INSTALACIÓN, puede realizarse en cualquier periodo del año, aunque para obtener resultados inmediatos es aconsejable que se realice durante laprimavera, periodo en el que la termita presenta una mayor actividad.

3. El CONTROL, una vez establecido contacto con la colonia, se inicia la fase de CONTROL. Las estaciones y zonas críticas serán revisadas periódicamente hasta lograr la eliminación de la colonia.

DIFLUBENZURÓN Cómo actúa

El principio activo DlFLURENZURON es un inhibidor de la síntesis de Ia quitina (IGR), que actúa en el organismo de las termitas, impidiendo la producción de Ia quitina, molécula básica para el desarrollo del esqueleto de la termita, alterando y dificultando el proceso de muda de la termita, que la debilitará frente a sus depredadotes naturales.

El soporte celulósico está impregnado con esta exclusiva materia activa, con el cual se consigue la erradicación total de la colonia.

El proceso se basa en el comportamiento social de las termitas divididas en castas. Las termitas obreras son las encargadas de proporcionar el alimento a todo el termitero, mediante transmisión por alimentación estomodeíca y proctodeíca (transmisión del alimento boca-boca o ano-boca).

Este comportamiento permite transportar Ia materia activa y distribuirla entre toda la población.

El cebo es consumido por las obreras y distribuido a todo el termitero, alejándose en el organismo de las termitas. Cuando las termitas comiencen un ciclo de muda Io que sucede varias veces hasta alcanzar la fase adulta, el DlFLUBENZURON actuará sobre el organismo impidiendo la correcta formación del exoesqueleto de quitina, formándose de esta manera un insecto evolucionado de forma anómala que generalmente fallece, o en cualquier caso no será capaz de continuar su ciclo vital. De esta manera se logrará la desaparición total del termitero.

Protocolo de actuación – Estación de Pared

  • Los Wall Box (estación de pared), deberán instalarse interceptando el paso de las termitas, adaptándose a cada situació sea en muros, paredes, viguería, marcos de puertas y ventanas u otros elementos de carpintería dañada.
  • El cebo deberá ocupar Ia totalidad del interior de la estación y se crearán las mejores condiciones para crear el microclima necesario para su colonización, con especial cuidado de mantener un nivel de humedad constante.
  • Perforar la bolsa con distintos punzamientos y practicar un pequeño corte en la lámina interior con el fin de facilitar el contacto directo del cebo con el cordón de actividad.
  • Humedecer los cebos con la ayuda de un vaporizador y agua destilada, para facilitar la conexión de la termita con el cebadero y garantizar el consumo en los mismos.
  • La sustitución y reposición de cebos debe realizarse con el mayor cuidado posible, facilitando la conexión del nuevo cebo repuesto y evitando cualquier perturbación que pueda alterar la conducta de las termitas.
  • Si el ataque no se visualiza, pero tenemos constancia de su actividad, es aconsejable realizar registros audífonos para identificar su localización.
  • En estos casos se podrá instalar las estaciones de pared mediante la utilización de mechas que faciliten la conexión con la termita.

Estación de Suelo

  • En primer lugar deberá realizarse un estudio donde además de identificar los daños del edificio afectado, se tendrá en cuenta las características ambientales y urbanísticas del entorno, los valores como la humedad y temperatura, así como la presencia de materiales de base celulósica, con el fin de establecer un criterio para la instalación de las estaciones y cebos.
  • Una vez realizado el plan de actuación se procederá a la instalación de las Estaciones. Se instalarán en el exterior del perímetro del edificio afectado, cubriendo de manera especial el área identificada, a una distancia no
    mayor de 5 m. entre ellas.
  • Las Estaciones deberán disponer de un tester de madera para posibilitar el monitoreo y facilitar el contacto con la termita.
  • Una vez establecido el contacto con la termita, se incorporará a la Estación el portacebos que se rellenará con el sustrato biocida. La Estación deberá estar en condiciones óptimas evitando humedades excesivas que pueden provocar la perdida de conexión. La humedad en el cebadero debe ser estable y regular.
  • La sustitución y reposición de cebos deben realizarse con el mayor cuidado posible, facilitando la conexión del cebo repuesto y evitando cualquier perturbación que pueda alterar la conducta de las termitas.
  • En espacios urbanos con suelo de hormigón se podrá sustituir la tapa plastificada por otra metálica con cierre de seguridad. Para facilitar su instalación hay que eliminar las pestañas exteriores.
  • Los cebaderos deberán ser revisados periódicamente, una vez al mes. Es importante mantener el control del cebadero para no perder el contacto con la termita. Una vez tengamos constancia de la eliminación de Ia colonia, se podrá utilizar los cebaderos como unidades de monitoreo, con el fin de controlar posibles reinfestaciones.

 

Contacto

Pídenos presupuesto sin compromiso

LLámanos al 951 770 737 o pulsa el botón para contactar vía web

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies